+34 629 70 82 29 ana@imagenymaquillaje.es

Si hay algo importante en el maquillaje es conseguir un cutis perfecto y eso se logra con una adecuada base. Es el primer paso que debemos dar, independientemente del grado de cobertura que deseemos obtener.

Las bases de maquillaje de hoy en día no solo sirven para ocultar las imperfecciones, unificar el tono y aportar luminosidad; son también fórmulas muy sofisticadas, que hidratan, nutren, reafirman y corrigen. Pueden incluir componentes de muy alta calidad, que las convierten en verdaderos tratamientos; desterremos la idea de que la piel grasa no puede utilizar una base fluida y la seca es imposible que obtenga beneficios de una rica base en crema. Sea cual  sea su textura, se adaptan a las necesidades de cualquier tipo de piel a la vez que la protegen; pueden hidratar, nutrir, prevenir la aparición de líneas de expresión, controlar la secreción de sebo, ser hipoalargénicas, etc

Ya no son aquellas  texturas pastosas de hace años que, lo que conseguían era una máscara que asfixiaba la piel; y en vez de embellecer, nos envejecían y restaban luminosidad a nuestro rostro.

Es tan importante saber comprar el producto adecuado como saber aplicarlo. Para ello debemos tener en cuenta los  tipos de piel, las texturas de las bases, la forma de aplicación y la elección del tono.

TIPOS DE PIEL

En una piel seca debemos aportar hidratación para que no muestre signos de deterioro y no se cuartee el maquillaje. Es recomendable usar bases con beneficios añadidos, mejorando así la apariencia de tu rostro y proporcionándole la hidratación necesaria.

En las pieles grasas deberemos utilizar una base matificadora con agentes seborreguladores que controlen la humedad en la piel y absorban el exceso de grasa. Esto no significa que no tengas que hidratar el rostro, sino que debes hacerlo bien. A veces creemos que una epidermis grasa no necesita hidratación, y no es así: el problema es el exceso de sebo, no de agua. Las bases indicadas para ese tipo de  piel deben incluir entre  su formulación polvo de sílice (dióxido de silicio). Se trata de un desecante que controla la humedad del lugar en el que se encuentra, lo que no quiere decir que perjudique la hidratación de la piel.

En pieles maduras una mala elección del fondo de maquillaje puede echarte años encima. Con el paso de los años, el cutis tiende a ser más seco y aparecen líneas de expresión y arrugas. Es  imprescindible la hidratación para luchar contra el envejecimiento. Debemos hidratar muy bien la piel antes de maquillarnos y utilizar una base antiedad. Estas bases además de un aporte extra de agua, ofrecen un auténtico tratamiento contra las arrugas y la flacidez facial. Debemos utilizar un maquillaje que alise las líneas de expresión, redefina el óvalo, cubra rojeces, prevenga la aparición de manchas, dure mucho tiempo intacto, no cambien de color con el paso de las horas… y ¡que nos deje guapas! Muchas cosas, ¿no?; pues existen.

TIPOS DE TEXTURA

En cuanto a  la textura de las bases, estas deben adecuarse no sólo a los diferentes tipos de piel, sino también al acabado que  deseemos obtener.

Las bases líquidas son fáciles de aplicar y se funden fácilmente con la piel, con un acabado natural y son de cobertura media. Muchas incluyen ingredientes iluminadores. Aunque son aptas para todo tipo de piel se recomienda para pieles de normales a mixtas. Las hay hidratantes, que dejan un efecto jugoso y luminoso; y mates ideal para pieles grasas o mixtas ofreciendo un acabado aterciopelado. Existen con factor de protección para poder así usarlas durante las horas de sol.

Las bases en crema tiene una fórmula más rica. Es la que mejor se adapta a las pieles de normales y secas, ya que evita su resequedad.

Las bases compactas en crema  suelen  ser en textura mitad polvo mitad crema. Vienen en una misma presentación con una esponja para su aplicación y proporcionan un efecto empolvado suave y ligero. Por su formato, además son perfectas para llevar en el bolso y así poder efectuar retoques.

Las bases en barra son auténticas “todoterreno”. Actúan como corrector y  su cobertura puede depender de la cantidad de producto que se aplique. Son perfectas para imperfecciones más marcadas, por eso se utilizan en televisión, teatro, pasarela, etc.

Las bases en polvo pueden ser tanto en polvo suelto  como polvo compacto. Es una elección excelente para aquellas mujeres con piel grasa o para fijar maquillaje. Es una base muy buena para aquellas mujeres con piel combinada o para las que no tienen suficiente tiempo para maquillarse. Pueden y deben contener en su fórmula minerales y agua mineralizada; que actúan hidratando la piel, dejando un rostro con acabado natural y luminoso. Atrás quedan aquellos polvos que resecaban el cutis y marcaban los rasgos de expresión.

FORMAS DE APLICACIÓN

Con esponja: con ella se obtiene mayor cobertura pero  no la arrastres para así no levantar el producto, sino que úsala dando toques sobre tu rostro aplicando  el producto a toques homogéneos; y si la humedeces con un poco con agua, el acabado será mucho más natural. Es importante  remarcaros que la aplicación con esponja, hace que perdure más la base de maquillaje, aunque se empeñen en “vendernos” que no.

Con las manos: de esta forma se obtiene un resultado más jugoso, además, el calor de los dedos ayuda a que se adhiera mejor a la piel ofreciendo un acabado más satinado.

Con brocha: con ella no restamos tanta hidratación como con la esponja puesto que no se desperdicia tanto producto depositándolo por completo sobre la piel. Se debe aplicar con trazos muy cortos y utilizando siempre las dos caras del pincel en la misma zona, con esto conseguirás fundir bien la base de maquillaje en la piel.

EL TONO

Debemos elegir el tono que más se asemeje al de la piel. El ideal será, precisamente, el que no pueda verse porque se difumina. Si queremos subir el tono lo haremos con los polvos bronceadores. Mi recomendación es probarlo siempre en la mandíbula o en la frente.

Ya sabéis, la base es la mejor aliada del maquillaje.

Ana Pérez

Maquilladora profesional y asesora de belleza

Contacta: Whatsapp 629 708 229 

ana@imagenymaquillaje.es

www.imagenymaquillaje.es