+34 629 70 82 29 ana@imagenymaquillaje.es

El efecto Nude sigue siendo uno de los maquillajes estrella de esta y de todas las temporadas, y también se está viendo mucho en las pasarelas.

Es elegante, suave y, sobre todo, natural.

El maquillaje nude está caracterizado por la ausencia de color. Intenta mostrar la belleza natural de la mujer, una piel fresca y sin imperfecciones. Se trata de ir maquillada, pero de una manera muy sutil y suave para que no llame excesivamente la atención.

Vamos a ver cómo se consigue  el maquillaje nude. Es fácil y rápido.

Lo primero que se debe tener en cuenta en este tipo de maquillaje es aplicar una base que resulte imperceptible, pero que ayude a cubrir imperfecciones y relajar los rasgos.

Para ello, puedes emplear  unos polvos minerales de calidad, que hay muchos en el mercado;  una BB cream que aporte hidratación; o una crema  con color. Por otra parte también existen bases de maquillaje muy ligeras que resultan muy naturales y confortables al rostro.

Si es una textura líquida o en crema  la que escojas aplícala en el centro de la frente, la punta de la nariz y la barbilla, y extiéndelo hacia el exterior del rostro con los dedos de las manos. No olvides también ponerte en los labios y párpados. En esa zona el color de la piel es distinta y hay que conseguir unificar el tono de toda la cara; y además sirve para conseguir que tanto la sombra como el carmín se mantenga intactos por más tiempo.

En el caso de que nos decantemos por los polvos, siempre han de aplicarse con una buena brocha de pelo natural y en movimientos circulares.

Pasemos a  los ojos. Debemos aportarles un poco de color, optaremos por la gama de los tonos marrones,  café, tierra, avellana…

El tono más claro lo aplicarás en lo que llamamos la almendra del ojo,  el párpado móvil, para así conseguir una mirada más luminosa. A continuación,  escoge un tono intermedio  aplicándolo desde el ángulo externo hacia la mitad del párpado móvil. Es importante que entre los distintos tonos no existan cortes de color, por lo que ha de utilizarse siempre una brocha de pelo de marta o de poney y difuminar bien.

En la cuenca del párpado móvil deberás utilizar  el tono más oscuro definiendo el mismo. Esto se consigue moviendo bien la brocha en la cuenca de un lado hacia el otro, como si trazáramos una curva y volviéramos a trazarla sobre sí misma. Y, en el arco bajo ceja, te pondrás un  poco del tono más claro que utilizaste anteriormente para así crear un punto de luz.

Delinearemos  la línea superior e inferior de las pestaña con   un eyeliner  marrón, pero con lápiz, no delineador líquido; se trata de conseguir algo suave. Con la línea de pestañas  conseguimos siempre aportar mayor definición a los ojos. Y aplicaremos máscara de pestañas también en marrón.

Nos queda aportar el tono de color a nuestra cara y eso  lo conseguiremos con el colorete.  Podremos escoger entre uno en polvo y uno en crema.

En este tipo de maquillaje recomiendo el crema, porque logramos un acabado mucho más luminoso y jugoso . Además estos se  funden mejor con la piel, dándole así, un aspecto más hidratado, y en general, más natural. Opta por un blush claro como un tono albaricoque o, acorde con los tonos empleados en los párpados. Se trata de conseguir un equilibrio perfecto y una piel amelocotonada.

Finalmente  en los labios pondremos un carmín en  rosa palo, un tono melocotón o un gloss transparente. Nunca utilizaremos  tonos oscuros y llamativos en la  boca para así no focalizar la  atención en ella.

¡Y ya tienes tu maquillaje nude! perfecto para el día… perfecto para la noche.

Ana Pérez

www.imagenymaquillaje.es